Junín: Escuelas de campo fortalecen conocimientos ancestrales para la seguridad alimentaria

481

Liderados por el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego,  153 pequeños productores de papa se graduaron en las Escuelas de Campo del SENASA, que buscan el fortalecimiento de los saberes ancestrales y la seguridad alimentaria de la agricultura familiar de la región Junín.

Fueron cinco comunidades campesinas del Valle del Mantaro y cinco comunidades de la provincia de Tarma, quienes participaron en las doce sesiones de aprendizaje vivencial con la metodología ‘aprendo haciendo’, mejorando sus capacidades en las buenas prácticas agrícolas con énfasis en el cultivo de papa.

Una de las graduadas de las escuelas de campo de SENASA fue la señora Nelly Cristóbal Flores, quien participó en la ECA llamada ‘Pucarinos agroecológicos del bicentenario’. Ella es productora de papa y a la vez se dedica a la obtención de  ‘Tocosh’, un producto ancestral de la cultura andina.

En las sesiones de aprendizaje, la señora Nelly, se enfocó en el proceso vegetativo del cultivo y las diversas etapas de producción de la papa, con la finalidad de obtener una buena materia prima para la elaboración del ‘Tocosh’, obtenido a través de la pulpa de la papa fermentada.

El Tocosh es un producto ligado a la medicina natural peruana que destaca por sus propiedades nutricionales y beneficios al sistema inmune.

Aprendizaje vivencial

Durante las doce sesiones, el grupo de agricultores participaron en la práctica del uso de controlares biológicos, alternativas en el manejo integrado de las plagas, y uso de tecnologías para potenciar la calidad de su producción agraria y realizado en base a las exigencias de mercado de alimentos libres de residuos y otros contaminantes.

En cada sesión, los consultores del SENASA promovieron la implementación de las Buenas Prácticas Agrícolas para cada fase fenológica de los cultivos y el uso práctico de controladores biológicos, a fin de garantizar la obtención de alimentos sanos e inocuos para los consumidores.