Apurímac: Productores de zonas altoandinas inician producción de papa bajo la metodología de Escuelas de Campo del SENASA

148

En el marco del Proyecto de Mejoramiento de la Inocuidad en la producción de alimentos, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA instaló dos parcelas demostrativas con cultivos de papa  (variedades huayro y blanca), en la comunidad Promesa, provincia de Aymaraes de la región Apurímac.

Mediante la metodología de Escuelas de Campo, los participantes, en su mayoría mujeres, aprendieron a preparar la tierra, elegir semillas de calidad y aplicar abono orgánico en porciones adecuadas.

A más de 3 000 msnm, estas parcelas tienen como objetivo producir alimentos inocuos y obtener un buen rendimiento de este cultivo. La siembra de papa ayuda a cubrir las necesidades alimenticias de esta comunidad, de manera que las familias que participan desarrollen mayores niveles de autonomía y prosperidad.

“Aprendimos a trabajar nuestra tierra y a no usar químicos, ahora estamos utilizando el guano orgánico de alpaca, de gallina y de cuy para producir alimentos sanos para nuestro propio consumo”, manifestó la productora Nicolasa Martínez.

Las Escuelas de Campo están enfocadas al intercambio de experiencias con el productor, es decir, el facilitador se encarga de rescatar los conocimientos ancestrales de los hombres y mujeres del campo mejorándolos con nuevas tecnologías.

Nuevas Escuelas de Campo

En el segundo semestre del año el SENASA ha implementado 25 nuevas escuelas de campo para impulsar el desarrollo de la agricultura familiar que se extiende en la región Apurímac, estos espacios de aprendizaje se desarrollan en los distritos de Cotaruse, Caraybamba, Sañayca, Huancaray, Turpo, Andarapa, Pacucha, San Jerónimo, Ocobamba, Abancay, Lambrama y Pacucha.

En agosto, se implementó una nueva ECA dirigida al sector ganadero, en la comunidad de Laguna, distrito de Pacucha, provincia de Andahuaylas con más de 20 participantes.