SENASA emplea tratamiento orgánico para el control de varroa en Satipo

259

Tras el muestreo realizado a 98 colmenas ubicadas en las localidades de Ipoke, La Campiña, Villa Kapiri y La Unión, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA aplicó tratamiento con timol en 134 colmenas con la finalidad de proteger y mejorar la sanidad de los apiarios ubicados en el distrito de Río Negro, provincia de Satipo.

El timol es un producto natural en forma de cristal, extraído de la planta aromática tomillo. Es considerado antifúngico y antibacterial, de fácil aplicación, buena eficacia y seguro para las abejas y principalmente para las personas porque no afecta las características de la miel ni deja residuos en este producto o la cera.

Se estima que en Satipo existen entre cuatro mil a cinco mil colmenas y cerca de 400 apicultores que, en algunos casos, realizan trashumancia de apiarios (trasladan a la costa y valles interandinos con fines de polinización).

Por esta razón, el SENASA realiza el control de la varroosis en colmenas en 2 fases durante el año (abril y septiembre), posterior al muestreo aleatorio que permite detectar un nivel de confianza del 95% o la presencia de varroa para aplicar medidas sanitarias si su prevalencia es mayor a 3 ácaros.

El método usado para la evaluación de las colmenas es el de piso trampa (conteo de ácaros) ya que permite conocer el porcentaje de infestación de la colmena. Este consiste en el uso de cartulina blanca untada con vaselina que se coloca en el piso de la colmena por 24 horas, que luego se retira para realizar el conteo de las varroas atrapadas. El procedimiento debe repetirse tres veces con un intervalo de 8 días.

Varroosis

Es una enfermedad de las abejas (Apis mellifera) causada por el ácaro Varroa destructor, parásito de la abeja adulta y de sus crías. Produce diversos daños en las colmenas, reduciendo el crecimiento de la población de obreras, lo que conlleva a una limitada producción de miel. Asimismo, actúa como vector para la introducción de diversos virus que afectan a las abejas, limitando su desplazamiento, desarrollo y vida productiva.