SENASA: Piura se mantiene en etapa de erradicación de mosca de la fruta

620

Pese a las condiciones climáticas que viene afrontando el norte del país, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) anunció que la región Piura se sigue manteniendo en etapa de erradicación de mosca de la fruta, con un MTD del 0.0023; indicador que expresa la baja prevalencia de esta plaga en sus valles frutícolas.

Para determinar la presencia de esta plaga en la región Piura, el SENASA tiene implementado un moderno sistema de vigilancia fitosanitaria, conformado por 8 348 trampas oficiales, que son monitoreadas de forma semanal.

“Hace varios años venimos trabajando de la mano con los productores para controlar y erradicar la mosca de la fruta de nuestros campos. Poco a poco vamos logrando los objetivos, pero es necesario que las autoridades, organizaciones agrarias y  gremios se sumen a esta batalla; para darle sostenibilidad a estos logros, en beneficio de la agricultura en nuestra región”, enfatizó Nelson Guerrero, director ejecutivo del SENASA en Piura.

Sostenibilidad

Si bien es cierto existen grandes avances en la erradicación de esta plaga, los resultados han sido parte de las acciones que emprendió el SENASA, en el marco del “Proyecto de Erradicación de Moscas de la Fruta IV”.

Este proyecto se encuentra en su último año de ejecución; por ello, es fundamental que todos los actores que intervienen en la producción de frutas asuman el compromiso de integrar sus acciones para darle sostenibilidad a estos logros; principalmente con las labores de control cultural.

Solo para tener una idea del impacto del proyecto, hace dos años se capturaban  80 433 moscas en la red oficial de vigilancia, y actualmente las capturas llegan a 102 moscas; cifras históricas que determinan que la plaga no representa mayores problemas para los cultivos frutícolas de la región Piura.

¿Por qué erradicar esta plaga?

La mosca de la fruta es una plaga altamente peligrosa que produce daño directo a la pulpa de la fruta, generando su pudrición. Esta plaga restringe el acceso de frutas frescas a mercados internacionales; por lo que, los países importadores aplican medidas fitosanitarias muy rigurosas para mitigar el riesgo del ingreso de esta plaga.

Erradicar esta plaga significa un ahorro anual para los productores hortofrutícolas de aproximadamente 1200 soles por hectárea; por ello, es importante que más productores se sigan sumando a esta labor, puesto que, aún existen productores que dejan sus campos olvidados, permitiendo que esta plaga encuentre condiciones favorables para reproducirse.